Sugerencias musicales

Hoy vengo con algunas sugerencias sobre temas que pueden suponer algún gancho a la hora de proponer diversas situaciones en las partidas.

He recopilado algunas bandas sonoras que me han parecido interesantes y, por supuesto, siempre me quedan muchas más por descubrir. Pero aquí propongo mi granito de arena, por si os falta alguna en vuestra extensa (o no) colección.



  • BSO de Metroid Prime I, II y III, de Kenji Yamamoto. Un ambiente futurista, espacial, con buenos ejemplos para dar una sensación de tensión. Sin embargo, tengo que remarcar las canciones perfectas para bosses de carácter mecánico.

  • BSO de Silent Hill I, II, III y IV, de Akira Yamaoka. Las dos primeras tienen un estilo de terror más puro. La Llamada de Cthulhu, Z-Corps o juegos que busquen la tensión sobre todo lo demás vienen al pelo para esto. Sin embargo, para III y IV, la sensación de terror es más descafeinada. Suelo usar estas últimas para escribir mis partidas más bien.

  • BSO de Assassin's Creed I y II, de Jesper Kyd. Como todo dios conoce este juego, sobra decir que la primera tiene un carácter más árabe y la segunda más occidental. Sin embargo, suponen la distinción perfecta para partidas de carácter urbano, entre ambientaciones más rollo europeo y partidas en ciudades o reinos desérticos.

  • BSO del juego Bastion, por Darren Korb. A mí, personalmente, me parece una banda sonora difícil de encajar. Pero cada canción es un temón tras otro, y encontrar el punto para incluirlas supone un subidón al momento bastante bueno.

  • BSO del juego Black Mesa Source, mod del Half-Life, por Joel Nielsen. En la propia página web para descargarse el juego y su banda sonora, saben distinguir muy bien entre tres tipos de melodías: Las ambientales -perfectas para exploración-, las medias y las rápidas -para bosses y combates quedan muy bien-. Tienen el carácter futurista que se propone en el archiconocido juego, aunque muchas vienen muy bien para partidas rollo fantasía.

  • BSO del juego Borderlands, por Jesper Kyd. Tengo cierta atracción por este compositor danés, porque ha creado verdaderas maravillas musicales. Y esta no se queda corta, pues da una ambientación para rollo desértico o incluso temática western.
  • Score del juego Fallout 3 y Fallout New Vegas, de Inon Zur. Con Score, para los desentendidos, quiero decir "La música que suena de fondo durante el juego", ya que la BSO son las canciones retro que suenan por la radio dentro del juego. Para mi gusto, son las canciones con más versatilidad de todas. Las he puesto en partidas de fantasía, futuristas, post-apocalípticas, e incluso de corte japonés, y ha salido muy bien. Promete horas de disfrute y unos buenos cambios de ritmo.
  • BSO del juego Heavy Rain, por Norman Corbeil. Para escenas trágicas, de sacrificio, de esas que los personajes tienen que recordar como algo que se dejan atrás y no pueden recuperar. Muy bonita, sin duda.

  • BSO de los juegos Hitman: Contracts y Hitman: Blood Money, por Jesper Kyd. Son juegos que van bien con casi todo, más el segundo que el primero. Tienen un rollo orquestal con partes más electrónicas, lo que lo hace algo versátil, y perfecto para momentos de tensión o acción en su justa medida.

  • BSO del juego Shadow of the Colossus, por Koh Ohtani. Una banda sonora que tiene de todo. Para momentos de descripción de lugares, tensión, escenas rápidas, combates... Cuenta con un buen número de temas que vienen perfectas para cada situación. Imprescindible!

  • BSO de juegos de la franquicia Total War, por Jeff Van Dyck. Aquí ya entra cada juego por separado, ya que en cada uno hay una ambientación distinta. Shogun para temáticas de corte oriental, Medieval para temática fantástica... Según las necesidades de la época en la que esté ambientada, habrá que moverse por una u otra.

  • Biosphere. Se trata de un DJ noruego que hace una música muy relajante, perfecta para partidas de corte futurista rollo Cyberpunk. No esperéis de aquí nada demasiado rápido, y usadlo siempre y cuando queráis mostrar un futuro decadente, peligroso, tristón...

  • Trentemoller. Un DJ danés cuya electrónica viene perfecta para complementar todo lo que Biosphere no podía poner. Momentos de acción, medias intensidades, y más tensión, es todo lo que propone este señor.