Análisis de MapTool. ¡Creador de mapas y partidas de todo tipo!

MapTool es una aplicación gratuita que pretende llevar a nuestras mesas de juego un genial sistema de creación y representación de mapas. Con él, cualquier Director de juego es capaz de plasmar un escenario, dungeonero o no, crear a sus jugadores y ponerlos a moverse por él sin demasiada complejidad, simulando un tablero de juego muy aproximado.

Es perfecto para representar dungeons, modificarlas al momento mientras los jugadores se mueven por ella, colocarles y configurar a los enemigos y encuentros que van a tener y, de manera avanzada, plantear y configurar partidas online, hasta el punto de que, desde distintos ordenadores, se pueda llevar a cabo una sesión de juego.

Pertenece a RPTools, unos señores que se dedicaron a hacer aplicaciones de ayuda al mundo rolero. MapTool es sólo una de sus cinco herramientas, pero casi todas podríamos decir que son secundarias en comparación con esta.


¿Cómo se ve?
La interfaz de MapTool es relativamente fácil de aprender. Tiene pocas herramientas, bien colocadas, y una interfaz con la que se tarda poco en familiarizarse, al menos en lo más básico para poder poner en marcha una partida.


Entre las funciones se incluyen:

  • Editores del mapa en sí: los objetos que veis en la escena de combate, personajes y enemigos.
  • Editor de áreas de efecto, para no perdernos en el alcance o área de un conjuro. 
  • Configuración de niebla de guerra, para saber hasta qué punto una sala es completamente visible para los jugadores.
  • Editor de ángulos de visión: Perfecto para saber si, por ejemplo, al disparar contra alguien, no está tras cobertura.
  • Editor de 'tokens': Puedes personalizar al máximo una casilla de personaje, determinando su tamaño, su tipo de visión, sus atributos, habilidades; incluso si lleva una linterna/antorcha y qué radio de alcance tiene esta iluminación; si está muerto, envenenado, tirado en el suelo, distraído, invisible, haciendo el pino con las orejas...
  • Otras funciones online, como chat, creación de macros y temas que todavía no he probado.

¿Versátil? ¡Por supuesto!
Hay una máxima en MapTool que, para mí, resulta lo más atractivo que puede tener una aplicación de este tipo, y es: Si no tienes en nuestro catálogo algo que te interese, ¡créalo tú mismo!

Si en tu partida quieres poner un suelo de mármol azul eléctrico con rayas negras irregulares que tenga casquillos y agujeros de bala cubriendo un área concreta (por decir algo), pero no la encuentras dentro de lo que MapTool u otros usuarios ofrecen para descargar, ¡no te preocupes! Puedes subir archivos de imagen desde tu disco duro, cargarlas en las bibliotecas del programa, y utilizarlas en futuros mapas. ¿Te hace ilusión hacerle una foto a la mesita de costura que guardaba tu bisabuela en su casa y ponerla en tu mapa? Pues hazlo y súbela, que también te dejan, pero al menos retócala un poco que quede bien en la escena.

Con otras herramientas de RPTools, como TokenTool, puedes crear un retrato de personajes o enemigos que vayas a incluir en el tablero, modificar su marco, poner una imagen personalizada, y luego cargarla a MapTool para ponerlo a descuartizar jugadores sin piedad.

¡Huyamos! ¡Es un Querubín Colosal!

En este aspecto también tengo que decir, aunque no haya investigado mucho, que se puede personalizar la aplicación incluso para otros sistemas de juego. De fábrica trae todo lo relacionado con el sistema d20, pero un poco de 'trasteo' al programa -también te da la opción- permitiría, por ejemplo, cambiar el atributo "Fuerza" por "Romper cuellos". Como se os ocurra.

Pero, vamos a ver. Esto es una mierda, a mí me gusta hacer mapas en papel.
¡Pues hazlo! Dibújalo, escanéalo (o hazle una foto bonica) y guárdalo en tu disco duro. MapTool te permite utilizar un mapa existente como base para tus dungeons. Sólo hay que cargarlo en la librería de imágenes, y determinarlo como mapa base con un simple click derecho.

Vale, pero... ¿dónde está lo negativo?
Diría que no hay nada negativo pero me estaría pillando los dedos.

Para empezar, es una herramienta que, cuando quieres hacer algo fuera de lo normal tienes que ir tirando de macros. Una macro es una opción que aglutina un puñado de instrucciones determinadas en código. Por poneros un ejemplo, hacer que una trampa se haga visible nada más activarla requiere de macros que la hagan funcionar automáticamente sin tener que pararse a configurar el mapa y detener la partida por ello. Aprender macros lleva un tiempo, echarle unas horas en saber usarlas y en crear nuevas.

El programa ya de por sí viene con pocas opciones para generar mapas, en cuanto a objetos y texturas -no pasa de las 8- se refiere. Personalmente, he tenido que buscar texturas interesantes y me ha llevado toda una tarde. Al final he conseguido reunir una generosa colección para crear casi todo lo referido a mi actual campaña (Reinos de Hierro), pero sé que no tengo ni la mitad de lo que realmente debería para currarme en serio los mapas. Por otra parte, hay que decir que MapTool tiene su propio repositorio online, donde otros usuarios deciden compartir lo que ellos han hecho. Esto incluye hasta dungeons pregeneradas.

Por último decir que quizá a algunos usuarios les de problemas al iniciar MapTool por primera vez, o a la hora de actualizar su versión de Java (JRE). Es posible que necesitéis una versión concreta de ambos entornos, pero trasteando un poco por los foros y tutoriales se puede solucionar este problema muy pronto.

Vale ya de tanto rollo. ¿Dónde me lo bajo?
La página principal es RPTools. En la sección "Downloads" podéis elegir qué programa descargar y qué versión. Yo aconsejo para empezar MapTool y TokenTool, para poder personalizar retratos y subirlos al mapa.
Conclusión
Una maravilla. No tengo mucho más que añadir. Simple y con muchísimas opciones, gratuito y muy personalizable. Quizá hace falta un poco de tiempo para dejar el programa preparado, pero una vez se ha hecho, los resultados son fantásticos.